martes, 9 de noviembre de 2010

Importancia de la colaboración de los padres en el colegio

    La educación de los niños se basa en dos vertientes: la escolar y la familiar. Por lo tanto, la coordinación de estos dos elementos, representados principalmente por los profesores y los padres, es fundamental para su desarrollo. Veamos cómo pueden colaborar los padres y algunos de los obstáculos con los que se encuentran a la hora de hacerlo.

                1- Formas de colaboración escolar

Colaboración. El esfuerzo del niño se beneficia por la colaboración de padres y profesores.
La ley  ampara esta colaboración tanto en lo referente al funcionamiento y la gestión de los centros educativos como en la participación de los padres en la educación del niño dentro del centro.

Los padres deben implicarse en la educación de sus hijos tanto de una manera individual como colectiva.











1.1. Participación individual


La participación individual se basa en la relación entre los padres y el profesor o entre padres e hijos y puede tener las siguientes formas:

- Tutorías: Son encuentros entre padres y profesores para llegar a acuerdos referentes a forma de trabajo y objetivos educacionales.

- Entrevistas individuales: Pueden ser concertadas o informales, y se centran en problemas y aspectos concretos del niño. Los contactos informales van disminuyendo mientras el niño crece ya que se producen normalmente con el acompañamiento de este al centro educativo y decaen cuando se empieza a desplazar sólo al colegio.

Por lo tanto, sería bueno incrementar las entrevistas concertadas con el profesor en la medida en que disminuyen los contactos informales, ya que esta relación es muy importante en la educación del niño.

- La ayuda de los padres en el trabajo escolar: Es fundamental la colaboración de los padres en casa en las tareas escolares tanto explicando temas o resolviendo dudas como controlando o supervisando el cumplimiento de las obligaciones escolares, pero nunca deben realizar la tarea que corresponde al hijo.



1.2. Participación colectiva


Otra manera de participación es la colectiva, en la que se tratan aspectos más generales, bien sean de la organización y gestión de los colegios o del proceso educativo. En este aspecto podemos destacar:

- Los Consejos Escolares: Están centrados en la gestión del centro educativo. Los padres que participan en ellos representan a las familias y son elegidos mediante votación.

- Las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos: Asociaciones que organizan actividades culturales, deportivas o festivas, y a las que todos los padres de los escolares pueden pertenecer.

- Otras formas de participación: Como las reuniones de padres y madres, participación en actividades extraescolares, conferencias y charlas, etc.

 
                             2. Los problemas en la colaboración

En nuestro país la colaboración de los padres con el colegio ha sido poco frecuente, podemos decir que no existe una tradición en este sentido.
Es evidente que se debe tender a alcanzar mayor cooperación entre el colegio y la familia, pero esto se debe hacer teniendo en cuenta la disponibilidad que puedan tener los padres debido a sus ocupaciones laborales, intentando por parte del colegio poner toda clase de facilidades para que pueda existir esa colaboración.
La relación entre padres y docentes puede resultar complicada, las actitudes cerradas o defensivas en cualquiera de las dos partes son un obstáculo en ocasiones insalvable para una correcta cooperación.
Para evitar este tipo de actitudes, por un lado el profesor no debe intentar cambiar el modo de educación de los padres a los hijos, esto sólo debe ser un objetivo cuando se perciban aspectos que puedan ser perjudiciales para los niños, de la misma manera que los padres deben respetar la autonomía del profesor como docente.
La actitud de los profesores y del centro en general es básica para que se produzca en los padres un ambiente proclive a la participación.
En la medida en que estos se encuentren cómodos y se sientan respetados y escuchados y entiendan que su participación supone un beneficio para el niño, su implicación será cada vez mayor.


                     3. Beneficios de la colaboración
La implicación de los padres en la tarea educativa del colegio facilita los procesos de adaptación y aprendizaje del niño y tiene una aportación positiva tanto en los padres como en los profesores.

Para los profesores es una ayuda, ya que a través de la información que reciben de la familia pueden conocer mejor a los alumnos y mejorar su actuación docente.

Para los padres supone una experiencia formativa, desarrollando nuevas habilidades para el trato con los hijos. De tal manera que los profesores pueden aprender tanto de los padres como éstos de los maestros.

Respecto a los niños, podemos concluir que investigaciones realizadas sobre los efectos de la cooperación familia-colegio destacan que en los centros donde hay programas de colaboración -se produce una mayor participación familiar en el colegio- los resultados académicos de los alumnos son generalmente mejores. Suelen dedicar mayor tiempo al estudio, tienen una actitud más positiva en clase y su grado de integración en el colegio es mayor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada